Dermatitis atópicaLa dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria cutánea que se caracteriza por la presencia de síntomas cutáneos tales como prurito, xerosis y excoriaciones junto a alteraciones inmunológicas con un aumento de niveles de la IgE sérica y una alteración de la hipersensibilidad celular retardada. 

 El tratamiento de la dermatitis atópica debe contemplar todos los aspectos implicados en su patogénesis.
Es imprescindible una buena relación entre el médico y el paciente y sus familiares, explicando las características de la enfermedad y su evolución a brotes.

Las bases para el tratamiento de la DA son: evitar la sequedad cutánea, controlar el prurito e inhibir la respuesta inflamatoria.

Lesiones en pliegues

 

 

 

 

 

Recomendaciones:

Es mejor el baño que la ducha
No es recomendable bañar al niño muy frecuentemente. Salvo que se haya ensuciado en exceso (y exista por tanto riesgo de sobreinfección), 3-4 veces a la semana suele ser lo adecuado.
20-30 minutos dentro de la bañera sólo con agua o con un emoliente oleoso (aceite de baño), con el fin de que la piel se embeba de agua
No usar jabones (o usar lociones jabonosas de avena)
Secado con una toalla o sábana de algodón, empapando, sin frotar
El agua que ha penetrado en la piel se Dermatitis atópicaevapora muy rápidamente. Por ello conviene aplicar una crema hidratante antes de 3 minutos después de sacarlo del baño, y vestirlo a continuación
Aplicar inmediatamente tras el baño
Frecuentes aplicaciones a lo largo del día. Como norma, al cuando se le cambie de ropa al levantarse y al acostarse
Son preferibles las cremas o los ungüentos. No usar lociones
Usar fórmulas no alcohólicas, sin conservantes ni aromas.