Diagnóstico molecular y vacunas personalizadas. Una realidad ahora en Huelva.

Cuando una persona alérgica, padece síntomas intensos que no responden bien a la medicación, solemos indicarles vacunas que administran pequeñas cantidades del alérgeno que provoca la alergia para que el cuerpo vaya poco a poco dejando de reaccionar ante él.
Cuando hay más de un alérgeno responsable se hace más difícil acertar. Por ello debemos disponer de métodos diagnósticos que nos permitan saber cuál es el alergeno responsable de la patología. El diagnóstico por componentes o diagnóstico molecular, estudia las moléculas responsables de la alergia y así nos “permite indicar tratamientos de inmunoterapia personalizados y asegurar la tolerancia a las vacunas, incluso evaluar la posibilidad de curación o persistencia de la alergia o mala tolerancia a las vacunas, mejorando así su calidad de vida”.
Un estudio norteamericano, publicado en la revista Discovery Medicine, ha mostrado que la identificación de biomarcadores celulares y moléculas relevantes puede predecir la respuesta clínica a los tratamientos indicados para el asma. Una de sus conclusiones es que el diagnóstico y tratamiento individualizados pueden mejorar los resultados y la calidad de vida de los pacientes asmáticos”.
El diagnóstico molecular es el paso final, tras una historia clínica detallada, seguida de unas pruebas cutáneas y una determinación de IgE específica a alergeno completo.
Las vacunas a la carta o personalizadas, contra los componentes moleculares que desencadenan la alergia en personas que reaccionan ante más de un alérgeno son más eficaces que las tradicionales, y permiten mejorar los síntomas en un 40%.
“No todos los centros hospitalarios de España tienen este método debido a su coste, que requiere además una amplia experiencia”,

 Inmunoterapia subcutánea 0